Buscador

24
nov

Alimentos adictivos

Publicado por Hilda el 24 de noviembre de 2014 a las 05:17 pm

Alimentos adictivosSeguramente ante un manjar sabroso habrán sentido un deseo irrefrenable de seguir comiéndolo a pesar de que su hambre ya había sido saciada, y otras veces son tan solo unos pequeños snacks los que provocan tal constricción.

Como todo exceso es malo, hay que aprender a controlarse o evitar que tales alimentos estén a nuestro alcance, no comprándolos o pidiendo a nuestros conocidos que si los sirven en la mesa, los coloquen lejos de nosotros. A mí me sucede con el maní. Si lo veo en las góndolas no lo compro porque sé que no puedo parar de comerlos y termino en un atracón que me genera un enorme malestar; pero si está en la mesa, a mi alcance observacional y táctil, dudosamente no me lo lleve a mi boca.

Esto que a mí me sucede con el maní, a otros les ocurre con los chocolates o el café que son muy estimulantes, con los dulces en general que provocan relajación o con las patatas fritas que por su alto contenido en grasas y su activación del centro del placer es imposible dejar alguna en nuestro plato o en la bolsa que las contiene, etcétera. En el caso de las papas fritas, un estudio científico interesante realizado por investigadores de Italia y Estados Unidos reveló que cuando la lengua saborea una papa frita u otra materia grasa similar, el cerebro recibe el mensaje y lo envía al intestino que produce endocannabinoides, los que desencadenan esa compulsión a seguir comiéndolas.

Lo que ocurre es que estos alimentos contienen sustancias químicas que actúan sobre nuestros centros cerebrales, a la manera de una droga. Es cierto que incluso pueden reconfortarnos cuando estamos angustiados, pero esto dura solamente el tiempo en que los estamos degustando, pudiendo convertirse luego en una tremenda pesadilla para nuestra salud, ya que si se transforma en hábito, generan obesidad, hipercolesterolemia y diabetes tipo 2, entre otras patologías.

21
nov

¿Qué son las purinas?

Publicado por Hilda el 21 de noviembre de 2014 a las 01:03 pm

Qué son las purinasLas purinas son compuestos químicos, que al ingerirse con los alimentos, el proceso orgánico metabólico las convierte en ácido úrico, el que en forma de cristales se instala en las articulaciones provocando procesos inflamatorios dolorosos. En general la zona más afectada es el dedo gordo del pie. El exceso de ácido úrico, que puede apreciarse en un análisis de sangre, es el responsable de la enfermedad que se conoce como gota, por lo cual es necesario conocer cuáles son los alimentos que contienen mucha purina para evitarlos.

Los vegetarianos contamos con el beneficio de que al evitar carnes de todo tipo, incluso las de pescado y pollo (que tanto recomiendan algunos médicos pero que también tienen un alto contenido en purinas), ya estamos más protegidos; sin embargo ciertos alimentos de origen vegetal también poseen purinas aunque en menos cantidad. Este es el caso por ejemplo de la levadura, las frutas secas y las lentejas. Las purinas están en mayor cantidad en los alimentos más proteicos.

En cuanto a los vegetales en general no hay restricciones, salvo para aquellos que ya padezcan la enfermedad, y si bien no deben omitir del todo estos productos deben restringirlos, pues posseen purinas pero muy poca: entre ellos están los champiñones, los guisantes, las espinacas y coliflores, y las harinas de trigo y avena. Entre las frutas, la que tiene más purina es la banana o plátano.

Beber abundante agua ayuda con la eliminación del ácido úrico provocado por la ingesta de purinas; pero las bebidas alcohólicas, incluyendo especialmente la cerveza, agravan el problema.

19
nov

Propiedades de las semillas de amapola

Publicado por Hilda el 19 de noviembre de 2014 a las 08:42 pm

Propiedades de las semillas de amapolaLas semillas de amapola silvestre a las que nos referiremos, son las que corresponden a la especie Papaver rhoeas, abundante en el norte africano, en Asia y el este europeo, su sabor es suave y sus propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. No confundir con la Papaver somniferum o adormidera, de la cual se fabrica el opio.

Las semillas de amapola Papaver rhoeas pueden utilizarse para preparar infusiones mezcladas con sus pétalos secos de color rojo que albergan esas diminutas bolitas negras o azuladas, que son las semillas, que se usan una vez que la flor está seca, lo que proporciona relax y alivia la tos.

Las semillas molidas (no partidas) son muy apreciadas para hacer postres y panificados y aportan antioxidantes, manganeso, calcio, hierro, cobre, selenio, potasio, magnesio, fósforo, vitamina A, algunas del grupo B (B1 y B9) vitaminas C y E, ácidos grados insaturados (especialmente el linoleico) y fibra. Simplemente pueden usarse rociando el polvillo sobre los alimentos, salsas o cualquier comida, o mezclándolas en purés o relleno de tartas o empanadas.

Entre sus propiedades se destacan, la de servir como antioxidante, energético, como medio de prevención de la osteoporosis, estreñimiento, enfermedades nerviosas y cardiovasculares.

La cantidad recomendada es una cucharada diaria, lo que aporta 46 calorías. Por no haber pruebas al respecto, se recomienda evitar su consumo en el embarazo y en niños pequeños (podrían contener morfina, aunque ésta es propia de la otra variedad de amapola). En adultos no consumir más de una cucharada al día.

17
nov

Propiedades de la chía

Publicado por Hilda el 17 de noviembre de 2014 a las 06:51 pm

Propiedades de la chíaLas semillas de chía, que es una planta herbácea, de sabor suave, eran muy apreciadas en América por los aztecas y mayas, y actualmente, por fortuna, han recobrado su antigua valía, ya que contienen proteínas; aminoácidos esenciales que son los que complementan una dieta vegetariana saludable; Omega 3 en una concentración mayor que cualquier otro vegetal; fósforo; calcio; fibras; hierro; potasio; magnesio y selenio. Si bien no hay un límite mínimo o máximo, una medida normal de consumo es de dos cucharadas diarias.

Su contenido en flavonoides les confiere alto poder antioxidante, aportando además vitaminas del grupo A, algunas del B (B1, B2, B3, B6 y B8) y vitamina E. Son recomendable para todos, especialmente para los niños en etapas de crecimiento, embarazadas, y deportistas, ya que son energizantes, y un alimento muy completo, y no solo para beneficiar a quienes padecen de triglicéridos elevados, que es su efecto más conocido.

Poseen boro, un mineral muy apreciado por quienes sufren de osteoporosis pues ayuda a que el calcio (que también lo contiene en mucha cantidad, cinco veces superior que el que tiene la leche entera) se fije a los huesos.

Las semillas de chía actúan regulando la insulina, por lo cual conserva por más tiempo la energía y previene la diabetes tipo 2.

Especialmente al mezclarlas con algún líquido, que puede ser agua o jugo de frutas por ejemplo, se forma una sustancia gelatinosa, el mucílago, que produce saciedad, por lo cual son efectivas para quienes desean adelgazar, sin comprometer su salud. Ayudan a la regeneración de tejidos y regulan la coagulación.

Además de mezclarse con líquidos, pueden añadirse a tartas, ensaladas, panificados, hacer con ellas hamburguesas o milanesas, etcétera, recomendándose lavarlas bien (puede hacerse colocándolas en un colador de leche y bajo el agua del grifo) y luego disolverlas en líquidos dejándolas en remojo varias horas o toda la noche, si es posible previamente molerlas, para aprovechar mejor todas sus propiedades.

14
nov

Propiedades de la espinaca

Publicado por Hilda el 14 de noviembre de 2014 a las 10:16 am

Propiedades de la espinacaLa espinaca es una planta anual cuyo cultivo, que se remonta a la civilización persa, se realiza con fines comestibles. Introducida por los árabes en España en el siglo XI, luego fue conocida y valorada por sus propiedades nutricionales en todo el continente europeo, desde la Edad Moderna.

Sus beneficios para la salud son muchos, ya que aporta gran cantidad de agua, varias vitaminas, especialmente A, C, E, K y B9; yodo, calcio, manganeso, magnesio, fósforo y algo de proteínas.

Las espinacas tienen mucho potasio y escaso sodio, lo que contribuye a favorecer el equilibrio sodio potasio. Las fibras, beneficiosas para mejorar el tracto intestinal, la diabetes y el colesterol, están más concentradas en su tallo.

Fueron muy famosas, por habérseles reconocido un enorme aporte en hierro, aunque esto fue un error que cometió el nutricionista E. Von Wolf en 1870, que afirmó para asombro del mundo, que 100 gramos de espinacas aportaban 40 miligramos de hierro, cuando aparentemente era de 4 miligramos. En realidad su aporte en hierro es aproximadamente de 2,70 miligramos, algo menos que las acelgas (3,30 miligramos) y muchísimo menos que los garbanzos y las lentejas. Esto no significa que no sean útiles para una buena salud, sino que simplemente son parecidas a otras verduras de hojas verdes, como las acelgas, que nos dan bastante menos de vitaminas A, C y calcio.

Las espinacas no poseen contenido graso, y su aporte calórico es muy poco, por lo cual son aliadas en dietas para bajar de peso.

Es además, excelente para la visión, para las embarazadas, para el fortalecimiento de los huesos y músculos y como reguladora de la presión arterial.

Puede usarse cruda, en ensaladas, lavando bien las hojas, o cocinándolas muy escaso tiempo (un par de minutos) en poca agua. Puede adquirirse fresca o congelada.

Por ser propensa a formar oxalatos, deben evitarla quienes sufren de artritis, gota, artrosis y cólicos renales.

Gestionado con WordPress

PrivacidadContactoPublicidad