Buscador

3
mar

Diferencias entre colesterol y triglicéridos

Publicado por Hilda el 3 de marzo de 2015 a las 06:11 pm

Diferencias entre colesterol y triglicéridosTanto el colesterol como los triglicéridos son lípidos (grasas) que contiene la sangre (por eso con un análisis de sangre podemos saber cuánto tenemos) y que a través de ella llegan a todo el organismo.

Del colesterol por diferentes secuencias de reacciones bioquímicas se derivan ciertos esteroides esenciales para nuestra salud, como el calciferol o vitamina D3, indispensable para regular el metabolismo del calcio e impedir el raquitismo, y las hormonas segregadas por las gónadas y la corteza suprarrenal. Se halla principalmente en la bilis, en el tejido nervioso, en la yema de huevo, en la leche y sus derivados, en los chorizos, etcétera. Al tratarse de grasas, si bien son necesarias en grado óptimo, cuando están presentes en exceso pueden ocasionar enfermedades cardiacas y accidentes cerebro-vasculares (ACV) al provocar un taponamiento en las arterias. En el colesterol se debe diferenciar el malo (LDL) que es lipoproteína de densidad baja; del bueno (HDL) lipoproteína de alta densidad, ya que este último es óptimo que se halle elevado pues previene dichas enfermedades y se halla principalmente en las grasas vegetales como es el caso de las nueces. Para colesterol bueno y malo remitimos al artículo correspondiente.

Los triglicéridos o grasas neutras son un reservorio energético que se acumula como grasa, producidos por el hígado cuando consumimos energía en exceso, proveniente principalmente de dulces y harinas refinadas, que no contienen en sí mismos triglicéridos sino que al almacenarse energía sobrante, el organismo la convierte en esa grasa. No es necesario comer alimentos grasos para tener altos los triglicéridos, como ocurre con el colesterol. También lo elevan los carbohidratos. Es por eso que los vegetarianos no tendremos colesterol alto, pero sí posibilidades de triglicéridos elevados si consumimos mucha azúcar refinada o alcohol. Si nuestro nivel de triglicéridos es alto podemos sufrir diabetes, enfermedades coronarias por ateroesclerosis, hepáticas y renales, e hipotiroidismo.

Los niveles de colesterol en la sangre deben estar debajo de 200 mg/dl y los triglicéridos debajo de 150 mg/dl. El alcohol, las frituras, la vida sedentaria, el tabaco, el poco consumo de fibras, contribuyen al aumento de las grasas.

27
feb

Ensalada de aguacate

Publicado por Hilda el 27 de febrero de 2015 a las 06:40 pm

Ensalada de aguacateEl aguacate o palta (Persea americana) es una fruta que aporta grasas “buenas”, potasio, proteínas y zinc. Tiene ácido fólico, fundamental para las embarazadas y carotenos por lo que el sistema inmunológico se fortalece con su ingesta. Es ideal para el consumo de toda la familia, sobre todo para los deportistas. Una manera sabrosa de incorporarlo a nuestras comidas es en forma de ensalada, y aquí les dejamos una receta:

Ingredientes
(Para 4 personas)

2 aguacates
¼ kg. de zanahorias cocidas
1 choclo hervido o de lata (maíz o elote)
50 gramos de aceitunas
½ kg de tomates cherry
2 cucharadas de albahaca
2 cucharadas de jugo de limón
Algunas hojas de espinacas cocidas
2 cucharadas de aceite de oliva
1 pizca de sal
3 cucharadas de semillas de sésamo

Preparación

Pelar los aguacates, quitarles el tronco central y cortarlos en trozos. Untarlos con el jugo de limón para que no se oxiden (que no tomen color negruzco). Colocarlos en una ensaladera, junto con los granos de choclo, los tomatitos, las aceitunas, las zanahorias en rodajas previamente cocidas y las hojas de albahaca y espinacas. Añadir el aceite y la sal. Mezclar y espolvorear con las semillas de sésamo. Solo resta servirla y disfrutarla. Puede servir de entrante, aderezo o único plato de una cena liviana.

24
feb

Los mejores horarios para comer

Publicado por Hilda el 24 de febrero de 2015 a las 05:21 pm

Los mejores horarios para comerComer es una necesidad vital, pero muchas veces comer mal puede perjudicar nuestra salud, y los desarreglos alimentarios no solo consisten en no controlar la calidad de los que se ingiere sino en los tiempos y modos de hacerlo. El qué, el cómo y el cuándo, por lo tanto son tres ítems muy importantes a tener en cuenta para una alimentación saludable.

En esta oportunidad nos referiremos al cuándo comer, o sea las mejores horas del día y los espacios que deben existir entre comidas. Conviene hacer un plan de los horarios y mantenerlos, teniendo en cuenta las actividades que cada uno tenga en su rutina diaria.

La primera comida y la más importante es el desayuno, que debe ser variado y entre las 7 y las 9 de la mañana, si es posible no inmediatamente luego de levantarse sino una hora después. Es en este horario cuando el intestino delgado comienza a absorber los nutrientes, que le darán a nuestro cuerpo el impulso necesario para comenzar nuestras ocupaciones.

A media mañana puede tomarse una pequeña colación para reponer el gasto energético, dos o tres horas después del desayuno.

Luego llega el horario del almuerzo, aproximadamente a las 13 horas, el que debe ser moderado pero variado y nutritivo para que los músculos y el corazón reciban el aporte suficiente, ni en más ni en menos.

A media tarde, una merienda liviana, y tres horas después una fruta o cualquier otro alimento de bajas calorías. La cena, alrededor de las 20,30 horas, debe ser frugal, evitando los alimentos con alto contenido graso; para luego relajarse leyendo un libro, escuchando música o cualquier actividad placentera para que el cuerpo se prepare para el descanso reparador, que debe tomarse tres horas después de haber cenado.

18
feb

¿Qué son los carbohidratos?

Publicado por Hilda el 18 de febrero de 2015 a las 01:35 pm

Concepto de carbohidratosNuestro cuerpo necesita para funcionar de modo adecuado del aporte de 55 % de carbohidratos o glúcidos, 30 % de grasas y 15 % de proteínas. Los carbohidratos, que tan mala fama tienen, porque engordan, son, sin embargo, imprescindibles como fuente de energía, especialmente para que el cerebro y el sistema nervioso funcionen óptimamente; para regular el metabolismo de las grasas y para el ahorro proteico; y se encuentran en los azúcares, en los almidones y en las fibras. Son sustancias compuestas por carbono, hidrógeno y oxígeno (ternarias). Se clasifican en monosacáridos, disacáridos y polisacáridos. El problema no está en consumir carbohidratos sino en que la ingesta sea superior a la que el organismo necesita, porque el excedente, salvo en las fibras, se almacena prioritariamente como grasa (mientras que pequeñas partes van al hígado y a los músculos)

Cuando comemos galletitas, tortas, pasteles, pan, leche, pastas, patatas o tomamos una gaseosa, consumimos muchos carbohidratos.

Hay algunos carbohidratos que aportan energía en el momento, porque se asimilan de inmediato, como el azúcar de mesa, mientras que otros se asimilan con lentitud, por lo cual nos sirven por mucho más tiempo como el contenido en frutas y verduras, en cereales integrales y en las legumbres.

Se recomienda consumir de estos productos con muchos carbohidratos, diariamente, por ejemplo, una taza de verduras crudas o media de verduras cocidas, una rebanada de pan integral, una taza de pastas o de arroz, integrales, media taza de legumbres y una o dos frutas. Se sugiere evitar o reducir el consumo de azúcar y harina, refinadas; arroz blanco; alcohol; gaseosas; patatas fritas y golosinas.

13
feb

Puré de alcachofas

Publicado por Hilda el 13 de febrero de 2015 a las 06:29 pm

Puré de alcachofasLas alcachofas o también conocidas como alcauciles son excelentes para la vesícula y aportan muchas vitaminas. Hay varias formas de consumirlas y este rico puré es una buena opción.

Ingredientes
(Para 4 personas)

6 alcachofas o alcauciles
2 patatas
Jugo de 1 limón
2 cebollitas de verdeo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal, pimienta y orégano: a gusto

Preparación

Lo más difícil de este plato es pelar las alcachofas, pues solo se utiliza su interior, lo que se conoce como el corazón. Comencemos por cortarlas al medio, y quitarles las hojas y el tallo, valiéndonos de un cuchillo filoso. Luego procederemos a hervirlas en agua a la que le habremos añadido el jugo de limón. En general estarán blandas en un cuarto de hora.

Aparte cocinar las patatas, lo que puede hacerse con cáscara, previamente lavadas, para preservar las vitaminas. Una vez que estén blandas, retirar y quitar la piel con las manos, ya que se desprenderá con facilidad.

Pisar las patatas, agregarles las alcachofas trituradas y las cebollitas de verdeo picadas y doradas. Mezclar con el aceite, la sal, el orégano y la pimienta. Se sirve caliente.

Gestionado con WordPress

PrivacidadContactoPublicidad