Buscador

17
oct

Verduras crudas o cocidas

Publicado por Hilda el 17 de octubre de 2014 a las 12:46 pm

Verduras crudas o cocidasYa nadie discute en la actualidad los beneficios de incorporar a nuestra dieta diaria las frutas y verduras, que son para los vegetarianos su base alimenticia. De lo que sí se debate es sobre si es más sano consumirlas crudas o cocinadas. Al estar crudas, en la mayor parte de los casos conservan intactas sus propiedades nutricionales, las que frecuentemente se destruyen con el calor de la cocción. Se sostiene que se destruyen las enzimas y por ende, la digestión se hace mas dificultosa, lo mismo que la asimilación de las propiedades nutritivas. Esto es así en muchos casos, pero hay numerosas excepciones a la regla, como ocurre con los champiñones, que son capaces de liberar potasio solo en contacto con el calor. Algo similar ocurre con los tomates cuyas propiedades antioxidantes se potencian al cocinarlos.

En las verduras crudas se debe tener especialmente en cuenta el lavado de las mismas, previo al consumo especialmente por el uso de pesticidas que pueden incorporarse a las mismas.

En el lado opuesto está por ejemplo el ajo, que pierde sus propiedades (ver propiedades del ajo) en contacto con el calor. La cebolla permite una cocción ligera (no más de cuatro minutos) para conservar sus efectos antisépticos. En las espinacas, acelgas y brócoli, si se los cocina debe ser por muy poco tiempo, uno o dos minutos.

En el caso de las zanahorias puede optarse por consumirlas crudas o cocidas, aunque se cree (con estudios no concluyentes) que el betacaroteno (que luego se convierte en vitamina A) es provisto en más cantidad por las zanahorias cocidas. Las zanahorias crudas ganan en el aporte en polifenoles y vitamina C. Las coles conviene consumirlas crudas, en ensaladas.

15
oct

¿Cómo asar pimientos?

Publicado por Hilda el 15 de octubre de 2014 a las 11:47 am

Pimientos asadosDe las propiedades de los morrones o pimientos ya hemos hablado, y allí nos remitimos para recomendar su consumo. Una de las formas de prepararlos, es asarlos, ya sea en la parrilla o en el horno. Podemos elegir el color que más nos guste (amarillos, verdes o rojos) o combinarlos para dar a la presentación de los platos mayor impacto visual. El sabor es similar, aunque los amarillos son los más suaves y los verdes los más picantitos. Elegir los de color intenso, sin manchas, y de textura firme y lisa. Como aportan fundamentalmente vitamina C, son muy necesarios para fijar el hierro que proviene de fuentes vegetales, por lo cual es eficaz acompañarlos o rellenarlos con espinacas o acelgas.

Como todas las verduras debemos lavarlos bien antes de proceder a su cocción, y secarlos.

Precalentar el horno a 200 ºC, y poner a cocinar los morrones a los 10 minutos, colocando el horno a temperatura de 180 º en una bandeja untada con aceite o sobre papel de aluminio. Se los puede asar enteros y luego quitarles las semillas y el tronquito central, o hacer esto último en forma previa y asarlos en mitades. Cuando observemos que están dorados de un lado, sin que se quemen, darlos vuelta. Quedan muy sabrosos echando en el momento de invertirlos, por encima, una mezcla de ajo y perejil picados condimentados con sal, pimienta y aceite de oliva. Si quieres servirlos sin la piel debes envolverlos al sacarlos del horno por un rato en papel de aluminio, y así te será fácil hacerlo.

13
oct

Salsa roja

Publicado por Hilda el 13 de octubre de 2014 a las 12:36 pm

Salsa rojaEl tomate, los pimientos rojos y el pimentón dulce son los ingredientes que no pueden faltar en una salsa roja, ideal para acompañar cualquier tipo de pastas y arroces, entre otras múltiples aplicaciones ya que el intenso color, aroma y sabor de esta salsa invita a degustarla. Además es súper fácil de hacer. Esta receta la elaboramos con tomates naturales, pero a falta de tiempo pueden sustituirse por tomates en lata (en puré o en cuadritos). No hay nada frito, por lo cual es apta para toda la familia.

Ingredientes
(Para 4 platos)

1 kg de tomates bien maduros
1 pimiento rojo grande (o dos pequeños)
3 cebollas de verdeo (es de sabor más suave que la blanca, pero si se prefiere un sabor más intenso usar cebolla blanca, pero en este caso una sola)
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de orégano
½ cucharadita de azúcar
Sal y pimienta: a gusto

Preparación

Calentar agua, sumergir los tomates, retirarlos cuando veamos que la piel se afloja y quitársela con las manos. Cortarlos en pedacitos, lo mismo que el pimiento y las cebollas, y pasarlos por la licuadora.

Colocar la preparación en una cacerola, añadir los condimentos, y hacer hervir cinco minutos. Usar en la receta de su preferencia.

10
oct

Farmacia natural

Publicado por Hilda el 10 de octubre de 2014 a las 12:07 pm

Farmacia naturalLa naturaleza nos brinda muchos remedios para nuestras dolencias a los que podemos recurrir para aliviarnos, aunque tomando las precauciones necesarias, ya que también existen plantas y hongos que son venenosos, y podemos poner en riesgo nuestra salud. Por ello conviene no recolectar uno mismo las hierbas si no tenemos el conocimiento suficiente sino comprarlas en lugares especializados.

Los médicos homeópatas basan sus curas en esta clase de remedios, naturales, aunque por supuesto no cabe despreciar los adelantos científicos de la medicina convencional, que también parten sus preparados químicos de esta farmacia natural.

La homeopatía trata de curar al enfermo restableciendo su equilibrio natural, en base a sustancias vegetales, animales y minerales. Para los vegetarianos, la farmacia natural de la que podemos hacer uso se basa en el primero y el último de esos elementos.

Sin llegar a hablar de los preparados farmacéuticos y homeopáticos que resultan de las combinaciones y los procesos a los que se somete a estos elementos naturales, existen remedios caseros que han comprobado su efectividad, si son empleados con precaución, pues si los síntomas persisten se debe acudir al médico pues tal vez hemos minimizado el problema y se trata de una enfermedad más grave a la que no podemos tratar nosotros mismos. Estos remedios caseros que se encuentran en la farmacia de la naturaleza en estado puro, son muy variados, y de algunos ya hemos dado cuenta en el artículo “plantas curativas, remedios caseros”, al que nos remitimos, y a todos los que hemos incluido en esta misma categoría: “vida sana”.

8
oct

Tortilla de calabaza

Publicado por Hilda el 8 de octubre de 2014 a las 12:34 am

Tortilla de calabazaIngredientes

¾ kg de calabaza
2 cebollas de verdeo
2 dientes de ajo
1 morrón o pimiento
4 huevos
¼ taza de aceite vegetal
Sal y pimienta: a gusto

Preparación

Pelar la calabaza y cortarla en cuadraditos. Picar la cebolla de verdeo y los ajos; y cortar el pimiento en juliana.

Calentar el aceite en una sartén profunda. Cuando esté caliente colocar las verduras y revolver durante unos minutos. Tapar la sartén y continuar la cocción hasta que los trocitos de calabazas estén blandos. Retirar las verduras, colar el aceite restante, y volver a calentar en la sartén dos cucharadas de aceite vegetal.

Mezclar las verduras con los cuatro huevos batidos, condimentar con sal y pimienta, revolver todo y volcar en el aceite caliente. Dorar de un lado durante dos o tres minutos a fuego suave, dar vuelta con la ayuda de una tapa, para dorar del otro lado. Servir con ensalada de lechuga y tomate, o como guarnición de milanesas de soja, entre otras opciones, entre las cuales, una ensalada de espinacas es también muy interesante ya que recordemos que la calabaza posee mucha vitamina C, que ayuda a la absorción del hierro, contenido en las verduras de hojas verdes.

Gestionado con WordPress

PrivacidadContactoPublicidad