Buscador

23
abr

Salsa de ajos

Publicado por Hilda el 23 de abril de 2014 a las 07:52 pm

Salsa de ajosEsta es una salsa picantita, ideal para realzar el sabor de verduras crudas o sometidas a cocción, agregarla a los sandwiches, e incluso queda muy rica sobre milanesas de soja o croquetas de verduras. Es habitual servirla como entrante, acompañada por panecitos para untar. No abusar, y luego masticar un poco de perejil para sacarse el aliento a ajo, que a muchos disgusta. Es muy sencilla y aprovechamos las propiedades del ajo, que al incluir esta receta el ingrediente crudo a la salsa, será aún más nutritivo, pues la cocción le quita muchos de sus beneficios.

Ingredientes

Media docena de dientes de ajo
2 cucharadas de zumo de limón
2 huevos
1 taza de aceite vegetal (si es de oliva, mejor)
1 cucharadita al ras de sal
1/4 cucharadita de pimienta
1 cucharadita al ras de ají molido
1 cucharada de mostaza
1 cucharada de perejil picado para decorar

Preparación

Pelar los ajos y machacarlos muy bien. colocarlos en la batidora (de vaso) o en la licuadora, junto con el jugo de limón,los huevos crudos, la sal, la pimienta, el ají y la mostaza. Comenzar a batir e ir agregando lentamente el aceite en forma de hilo, con la batidora siempre encendida, hasta que observes que se convirtió en una salsa en cuanto a su consistencia. Retira la preparación de la batidora, colócala en una salsera, decorándola con algunas hojitas de perejil. También puede el perejil triturado estar integrdo en la salsa junto a los demás ingredientes.

21
abr

Zapallos en almíbar

Publicado por Hilda el 21 de abril de 2014 a las 10:44 am

Zapallos en almíbarLes dejamos una receta de zapallos en almíbar sin cal viva y otra con cal viva (que se compra en ferreterías, aunque también la venden negocios de repostería) para quienes se animen a usarla (deben hacerlo con cuidado pues es cáustica). No es peligrosa si toman precauciones protegiendo ojos y manos. Tratar de que los niños no estén cerca ni ayudando. Por supuesto, si optan por la receta que lleva cal viva, obtendrán una preparación más consistente.

Receta sin cal viva

Ingredientes

1 kilo de zapallo
1 kilo de azúcar
Media taza de vinagre de alcohol
1 cucharadita de esencia de vanilla

Preparación

Pelar el zapallo, sacarle las semillas y cortarlo en cubos. Mezclar el vinagre de alcohol con tres tazas de agua, y cubrir con ese líquido los cubos de zapallo, dejando que reposen así durante toda la noche. Luego lavarlos bien y escurrirlos para que salga toda el agua.

En una olla, colocar el kilo de azúcar y disolverla en tres litros de agua, sobre el fuego. Luego de diez minutos hervor, añadir los cubos de zapallo y la esencia de vainilla. Seguir cocinando durante una hora, y luego dejar descansar hasta el otro día, cuando de nuevo se cocinará la preparación por media hora más, dejando de nuevo reposar. Esta operación debe repetirse hasta que observemos, que el almíbar está espeso y el zapallo luce transparente. Cuando que se enfríe, envasar en frascos de vidrio, bien limpios y herméticos.

Receta con cal viva

Ingredientes

1 kg. de zapallo
3 cucharadas de cal viva
1 kg. de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

Preparar el zapallo igual que la receta anterior, pelándolo, quitándole las semillas y cortándolo en cuadraditos. Disolver la cal viva en cinco litros de agua, revolviendo con cuchara de madera. Agregar el zapallo y dejar reposar hasta el día siguiente. Luego tirar el agua con cal viva, y lavar bien los cubos de zapallo (siempre protegiendo sus manos).

Hervir los zapallos, por tres minutos (no deben estar blandos sino bien consistentes). Retirarlos del fuego y pincharlos con un tenedor.

Disolver el azúcar en tres litros de agua, y cuando hierva agregar los cubos de zapallo y la esencia de vainilla. Cocinar a fuego lento, hasta que se forme el almíbar y los trozos de zapallo estén transparentes. Dejar enfriar y envasar en frascos herméticos de vidrio.

18
abr

¿Azúcar o edulcorantes?

Publicado por Hilda el 18 de abril de 2014 a las 05:07 pm

Azúcar o edulcorantesA la hora de hacer dieta no cabe duda de que la opción entre azúcar y edulcorantes, hace priorizar los segundos, por su menor aporte calórico, que evitaría la consecuencia de la obesidad y las caries dentales. Sin embargo, si de salud se trata ninguno de los dos son convenientes, especialmente en exceso. Agregar azúcar a las comidas en no más de seis cucharaditas diarias no debería hacer daño. Cada cuchradita suma veinte calorías.

El azúcar, que contiene fructuosa y glucosa, suma calorías vacías, y agregarlo a las comidas no debería ser necesario, ya que ellas están endulzadas naturalmente, especialmente en el caso de varias frutas, que aparte del azúcar poseen minerales, vitaminas y fibras. El azúcar negro, no refinado, aporta vitaminas y minerales pero no deja de agregar calorías, igual que el azúcar blanco.

Los edulcorantes son productos químicos artificiales, que a largo plazo no resultan nada ssaludables. Entre ellos podemos mencionar aquellos que son energéticos pero que tienen absorción más lenta que el azúcar, como la xilosa; y los que son no energéticos, entre los cuales están el aspartamo, que contiene fenilalanina. Lo máximo recomendable es 50 mg. por día. Se relacionó al apartamo con el origen de ciertas enfermedades graves, como el mal de Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis múltiple y los tumores cerebrales, todo lo cual fue desmentido por un estudio realizado por científicos europeos y norteamericanos que se publicó en UC Berkeley Wellness Letter. El acesulfame posee glucosa por lo cual los diabéticos no deben usarlo. Tal vez el más conocido es la sacarina, uno de los primeros en usarse y también cuestionarse por atribuirsele la producción de cáncer, aunque no existe nada demostrado al respecto. La estevia es vendida como un sustituto del azúcar de tipo natural, aunque algunos la acusan de causar esterilidad, lo que tampoco está probado. A todo esto, lo mejor es endulzar lo menos posible nuestras comidas e infusiones.

16
abr

Tortilla de legumbres

Publicado por Hilda el 16 de abril de 2014 a las 01:04 pm

Tortilla de legumbresLas legumbres son muy sanas, especialmente por su aporte en hierro y proteínas, esenciales para quienes no consumimos carne. Las papas se incorporan para darle un poquito más de consistencia. Esta tortilla es solo apta para ovovegetarianos. Si bien es una receta que en principio es para freír, quienes sufran del hígado pueden hornarla a baño de María.

Ingredientes

2 papas
1 taza de arvejas
1 taza de lentejas
1 taza de porotos de soja
1 taza de quinoa
1 taza de choclo desgranado
3 huevos
1 cucharada de orégano
Sal y pimienta: a gusto
Aceite para freír.

Preparación

Podemos usarse legumbres en conservas, por lo cual estarán listas para usar, o debemos proceder a remojarlas y cocinarlas en caso contrario. Las arvejas se cocinan directamente sin previo remojo, lo que sí requieren las lentejas y los porotos de soja, a los que deberemos remojar unas 12 horas. Luego los cocinamos hasta que se ablanden. La quinoa se debe lavar muy bien, antes y después de la cocción, que solo demanda unos 7 minutos. Luego, las escurrimos.

Pelamos las papas, las lavamos y secamos bien, cortándolas en bastoncitos. Calentamos el aceite en una sartén y las freímos. Las retiramos del fuego y las colocamos en un bol.

Agregamos a las papas, las legumbres, los huevos batidos y los condimentos. Mezclamos todo, y volcamos la preparación en una sartén, relativamente plana. Cuando observemos que se doró la parte de abajo, la damos vuelta, para que se cocine parejo, y ya tenemos nuestra rica tortilla para saborear.

14
abr

Propiedades del kinoto

Publicado por Hilda el 14 de abril de 2014 a las 12:32 pm

Propiedades del kinotoEl kinoto es un pequeño fruto ovalado o redondo, de color anaranjado y de sabor ácido. Semeja una naranja pequeñita, por lo que también se lo llama naranja enana. Otros nombres con los que lo conoce son kumquat o fortunella. En general su forma de reproducción es el injerto.

Se trata de un fruto comestible originario de China, de donde pasó a Japón. Se conoció en Europa en el siglo XIX, siendo hoy muy abundante también en el continente americano, especialmente en Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Puede consumirse como cualquier fruta fresca, aunque su intenso sabor ácido hace que muchos le agreguen almíbar o lo preparen en licores, dulces y mermeladas. También es usual verlo como ingrediente de ensaladas, mezclado con alimentos salados. La cáscara es también comestible, su sabor es picante, y sus cualidades nutritivas están básicamente concentradas en ella, por lo que no es conveniente desperdiciarla. A la hora de elegirlos para comprar, seleccionar los más brillantes de color intenso, que no presenten manchas y de consistencia firme.

En cuanto a sus calorías, aporta cuarenta, en cien gramos. Es muy rico en vitamina C y betacarotenos, por lo cual es muy útil como reforzador del sistema inmunológico, protegiendo a las células contra su envejecimiento precoz. Por contener potasio, es recomendada para los deportistas y para evitar calambres. Sus fibras colaboran con la motilidad intestinal, contribuyendo a evitar el cáncer de colon. Contiene algo de calcio, pero de difícil absorción orgánica.

Favorece a mantener una piel y una visión saludables, además de proteger el corazón, las arterias, y reducir el colesterol Es un buen regulador de la presión arterial.

Gestionado con WordPress

PrivacidadContactoPublicidad